En Roma prohíben comer en la calle

¿Qué dirán los emperadores romanos de la suerte que hoy embarga a su ciudad? La ciudad de Roma acaba de declarar la guerra a los turistas que se sientan a comer a la sombra del Panteón, el Coliseo, La Plaza España o La fontana de Trevi.

Quien sea encontrado ingiriendo un alimento deberá pagar una multa entre 250 y 500 dólares.

La medida estaba pensada para los miles de turistas que a diario llegan a esta hermosa urbe pero se izo extensiva para los propios italianos que por la tremenda crisis económica optan por alejarse de los restaurantes y salir del paso con una pizza o un sándwiches.

Para el alcalde Gianni Alemanno, del PDL –el partido de Silvio Berlusconi–, la ciudad no tiene dinero para recoger los desperdicios y los improvisados comensales lo afean todo.

Una opinión subjetiva aunque eso sí en es trasfondo está la difícil situación que ahora atraviesa un lugar que hace un par de milenios era el más temido imperio.

Leave a Comment

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *

deandre